Por San Antón, nuestros animales fueron bendecidos

Un año más, el domingo siguiente a la Festividad de San Antón, patrón de los animales, celebramos tan particular fiesta. Nuestra Parroquia, cual Arca de Noé, se llenó de perros, gatos, conejos, hansters y pajarillos. Tras la Misa de las 13:00 donde la Palabra de Dios se mezclaba con algún que otro ladrido, se procedió a la Bendición. En las puertas del templo, en el altar montado para tal ocasión por la Hermandad Sacramental fuero bendecidos nuestros animales, mientras nuestro Coro parroquial, más anima que nunca, amenizaba tan singular acto.